-

14 mar. 2012

Segunda mentira: los bancos y demas prestamistas actuan de manera transparente y responsable


Continuamos con nuestro listado de Las diez grandes mentiras de la sociedad de consumo. Desde que se crearon los bancos en el Siglo XVII la palabra que rige su conducta es la codicia. La palabra solidaridad no existe en el diccionario de los prestamistas. Toda la teoría de la autonomía de los titulos valores ha sido inspirada y sostenida literalmente a sangre y fuego por los bancos. La distorsión etica, moral y legal por la cual la ejecución de la suma que se adeuda y que aparece en una hoja de papel esta por encima de la comprobada situación de enfermedad terminal de un deudor es el pilar que sostiene al sistema financiero.

Primero se amnistían a asesinos autores de masacres, antes que perdonar a los deudores insolventes victimas de los malos manejos de ejecutivos de cuellos blanco que con sus conductas corruptas disponen imprudentemente de los dineros del público. Se pueden borrar prontuarios de genocidas, pero de las bases de datos del sistema financiero no sale nadie sin pagar. Aun después de pagar debe permanecer expuesto al escarnio de la lista negra durante años.

Las multimillonarias utilidades de los bancos en los países capitalistas les permiten cooptar la academia y las agremiaciones de profesionales. Es llamativo como todos los esfuerzos doctrinarios y legislativas de pomposas ONG como la colombiana Corporación Excelencia para la Justicia limitan su labor al Procedimiento Civil y dentro de esta particular rama del derecho, a la aceleración de los procesos ejecutivos que garantizan “el debido recaudo” y propenden por la “seguridad juridica”, sin mostrar la menor preocupación por otras ramas de la administración de justicia, mucho mas abandonadas y congestionadas como las de los juzgados de familia y la jurisdicción laboral.

En mi ya larga vida profesional he sido testigo del tratamiento inmisericorde y hasta despiadado que los bancos dan, no solo a sus deudores  (a los ayer muy apreciados clientes, hoy en dificultades económicas) sino a quienes fueron sus abnegados empleados y dedicaron décadas enteras al servicio del banco, cuando enfrentan situaciones de insolvencia.

Muy difícilmente usted se enterara de la existencia de un libro como este a través de la gran publicidad. Los medios de comunicación social estan controladas por grandes y desaforados grupos económicos que entronizan un estilo de vida lleno de los mas estrambóticos y relativos valores morales en un océano de banalidades. Específicamente la televisión, la caja manipuladora, esta programada para manipular la mente inconciente y llevarnos a modelar personajes de opereta y a identificarnos con marcas de carros y con sectores urbanos en las grandes ciudades. No importa el colorido, ni el personaje que utilicen como “legitimador” de sus falacias, la gran publicidad esta enfocada a vendernos un estilo de vida donde el deseo de tener cosas esta por encima de tener una filosofía de vida coherente y autentica.

Uno de los aspectos donde más transparencia hace falta es en el de la publicidad. Ninguno de los comerciales que invitan al endeudamiento en Colombia publicitan el valor de la TAE (Tasa Anual Efectiva) de los créditos, única formula seria para calcular el costo real del dinero. Todos hacen énfasis, con todo tipo de argucias, a la autogratificación sin dar información objetiva y concreta sobre las condiciones de los créditos. Respecto del “precio” respecto del costo real del dinero nada dice nuestra publicidad.

He aquí un listado de las FRASES MANIPULADORAS MAS FRECUENTES:

“Usted se lo merece…”
“Tómalo ya y págalo a 48 meses”
“Compre ahora y ahorre”.
“Compre ahora y pague después”.
“Oferta valida hasta agotar existencias”
“Única oportunidad”
“Mejore su nivel de vida comprando…”
“Usted necesita…
“Solo por hoy, disfrútelo”
“Porque la vida es ahora”

Por infantil que parezcan estas frases manipuladoras estan cargadas de veneno y tienen un tremendo poder de seducción sobre la mente de la persona que no esta alerta para decodificar las implicaciones financieras de sus decisiones de compra.

Uno de los mas valiosos consejos para la formación de mis hijas lo recibí de Wyne Dyer, quien en su libro “Evite ser Utilizado” invita a que enseñemos a los niños a leer los comerciales, esto es que le hagamos ver a nuestros muchachos las trampas de los mensajes subliminales dirigidos al subconsciente. Usted no puede prohibirle a sus hijos que vean televisión, pero les ayudara mucho si les enseña a descubrir las mentiras de la publicidad y los instruye para que sepan “leer” los comerciales de televisión y los avisos multicolores de los periódicos, revistas y separatas comerciales.

En palabras del sociólogo Joseph Levine “se puede engañar a cualquiera si los publicistas son buenos y el presupuesto es suficiente”.

Amigo lector: Oramos por usted y su familia, para que encuentren utilidad en este libro, bendiciéndolos y deseándoles prosperidad.

Próxima semana: Tercera mentira: la única forma de adquirir cosas es endeudandose.

0 comentarios:

Publicar un comentario