-

30 mar. 2012

Quinta mentira: estar reportado en una base de datos con obligaciones impagadas es una muerte civil.


La minería informática, en que se han convertido las Bases de Datos se han convertido en mecanismos de presión y extorsión a través de las “listas negras” de las denominadas “Centrales de Riesgo”.

A los ciudadanos del común se les hace creer que el reporte negativo equivale a una muerte civil, lo cual no es cierto. A los bancos les conviene magnificar las “desastrosas” consecuencias de estar reportado o “en pantalla”. He aquí tres razones para no inquietarse con este reporte negativo:

1.  El reporte negativo nos impide obtener más créditos con el sistema financiero. Debemos estar felices si nos niegan de por la vida para visitar un país lleno de tentaciones donde nos pueden cortar la cabeza por cometer una simple infracción de transito. Hay otros lugares para conocer en el mundo. Es posible vivir sin endeudamiento.
2.  El reporte negativo nos impide servir de codeudores o avalistas de amigos o conocidos. De esta manera tenemos la disculpa perfecta para no meternos en camisa de once varas.
3.  El reporte negativo nos obliga a ser realistas. Al no tener acceso al costoso y abusivo “crédito institucional” privilegiamos dos elementos claves de la prosperidad de las personas naturales; el ahorro y el manejo de efectivo. Igualmente, al no contar con “crédito fácil” nos volvemos mucho mas efectivos, creativos e innovadores para enfrentar los ocasionales momentos de insolvencia por los que pasamos todas las familias y aprendemos a confiar y depender mas de El Señor, que del “amigo” banquero.


De otra parte el reporte negativo, cuando se origina en un error o abuso de una entidad crediticia tiene un sabor claramente extorsivo. Mientras averiguamos que paso con su saldo yo lo reporto y lo bloqueo.

A nivel testimonial permítaseme compartirle que desde hace mas de 10 años mi esposa y yo estamos en mas pantallas que Shakira o que Juanés. Hablando en serio, si bien hace unos años, después de 8 en cesación de pagos, pagamos todas nuestras deudas con el sistema financiero, seguimos “apareciendo en pantalla” por cuenta de una controversia por una pequeña obligación que teníamos en 1.998 con un banco que se fusiono con otro. En estos 11 años de supuesto “bloqueo financiero” seguimos contando con el crédito de proveedores amigos y hemos ejercido nuestras actividades profesionales con total independencia y autonomia, nos han renovado dos veces la visa a USA y hemos visitado más de una docena de países.

Los pequeños inconvenientes al adquirir un teléfono celular los resolvemos a través de personas jurídicas y terminan siendo una molestia menor ante el hecho de vivir libre de tentaciones de endeudamiento.

En este punto es bueno recordar que, en Colombia, los depósitos en las cuentas de ahorro (que se abren sin consultar las bases de datos) son inembargables hasta en cuantía de 23 millones de pesos.


Amigo lector: Oramos por usted y su familia, para que encuentren utilidad en este libro, bendiciéndolos y deseándoles prosperidad.

Espere: Sexta mentira: la cesación de pagos es una muerte civil.

0 comentarios:

Publicar un comentario